Spanish English Portuguese

HISTORIA DE LA EMPRESA

NUESTRA HISTORIA

NUESTRA HISTORIA

 

El 27 de Septiembre de 1958 se resuelve, por iniciativa de un grupo de hombres de empresa de Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos, la creación de una Cooperativa de Seguros. Movió a aquellos pioneros la intención de que los capitales (que normalmente emigraban en concepto de seguros) quedaran en la región, con las ventajas que ello reportaría en lo económico-social al amplio espectro de la comunidad, reciclando el dinero en la zona, promoviendo así la producción y generando fuentes de trabajo. También consideraron fundamental brindar un mejor servicio y un trato más equitativo para los asegurados de la zona. El 21 de diciembre de 1958 se firma el Acta Constitutiva. El 18 de Enero de 1963 comenzó a funcionar como entidad aseguradora Río Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada.
Ese empuje e iniciativa se reflejó de múltiples maneras en el desarrollo empresario. Claro ejemplo lo constituye la instalación -a fines de la década del 70- de un Centro de Cómputos con la más alta tecnología de entonces, para responder con celeridad a todas las consultas e inquietudes de sus asociados como así también agilizar la emisión y entrega de pólizas. Esa tecnología siguió avanzando y RIO URUGUAY lo hizo al mismo ritmo, distinguiéndose por estar a la vanguardia en este aspecto.
A cinco décadas de su creación Río Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada nuclea a un número mayor de 120.000 asociados, diseminados fundamentalmente en Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Chaco, Formosa, Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero, Salta, Tucumán, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, San Juan, Catamarca, San Luis, Río Negro, Chubut y La Pampa.
Hoy, Río Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada se siente orgullosa del camino transitado y sigue reafirmando su presencia en las zonas mencionadas, ofertando a todo el núcleo poblacional de la misma, el respaldo de la seriedad que como Empresa siempre ha asumido y no sólo la garantía de una situación económico-financiera estabilizada, sino también de un gran respaldo moral, que no ha abdicado de sus principios y mantiene vigentes los objetivos que llevaron a su creación.
Estamos, además, comprometidos con la comunidad y lo demostramos a través de las actividades de R.S.E. (Responsabilidad Social Empresaria), con lo cual cumplimos a su vez, con el 7º principio aprobado por el Cooperativismo Mundial en Manchester en 1995, y que demuestra que las empresas no sólo son actores económicos sino también sociales.
El trabajo hacia adentro, con nuestro Capital Social, como hacia nuestra Sociedad, es muy intenso y no sólo tiene rigor científico, sino además una metodología escrupulosa y con ánimo de transformar y no de asistir, para que la equidad social también sea parte de nuestras obligaciones.
Somos firmantes del Pacto Global de Naciones Unidas, lo que nos ratifica como una Organización Económica Solidaria, que honra sus compromisos iniciales y no sólo con expresiones de deseo sino con realizaciones verificables en la comunidad.